x

¿Necesita Asesoría Experta?
Nuestros ejecutivos le ayudarán.

Contáctenos

¿Cómo aprovechar el análisis de tráfico de clientes en las tiendas de ropa?

11-abril

Los retailers de moda actuales necesitan adaptarse a los constantes cambios en los hábitos de compra de los consumidores, que esperan una experiencia cada vez más transparente y conectada entre la venta física y la venta online. Para aquellos que logren adaptarse, las posibilidades de convencer a los clientes de que vuelvan a sus establecimientos son enormes.

En el sector de la moda falta a menudo una comprensión básica de cómo pasan su tiempo los clientes cuando entran en las tiendas y qué les incita a comprar, y esto implica perder oportunidades de venta. Con más información en su poder, los retailers pueden fortalecer su posición en el mercado y por eso muchos están empezando a utilizar el análisis de los datos de tráfico de sus establecimientos.

Diseñe experiencias basadas en un conocimiento preciso de los clientes que acuden a la tienda

¿Cómo es una buena experiencia de compra en el sector textil? Los retailers utilizan cada vez más los datos para obtener un perfil de los clientes y sus intereses, y adaptar la experiencia en las tiendas a los deseos del comprador.

Tiendas como la espectacular flagship de Missguided en Londres o el innovador establecimiento de Nike en Los Ángeles se están diseñando para atraer a entusiastas de las redes sociales que quieren disfrutar de una experiencia digital y "sentir la marca viva" en las tiendas físicas.

La nueva boutique abierta por la firma de lujo Moncler en Dubai Mall posee unos techos extremadamente altos que brindan a los visitantes una experiencia similar a la de explorar un bosque. En ella pueden verse productos flotando a diferentes alturas que guían de forma natural a los visitantes hacia sus artículos preferidos como forma de plasmar la filosofía de exploración y descubrimiento que propone la marca.

Los retailers que invierten en estos nuevos conceptos de tienda necesitarán datos de tráfico para medir la capacidad que tienen las nuevas ideas de impulsar las conversiones de forma rentable. Antes de implantar conceptos de "nuevo retail", las empresas quieren tener claro que cualquier aspecto novedoso que introduzcan en la tienda va a producir un retorno de la inversión. Contar el tráfico y analizarlo en combinación con los datos de ventas permite a las tiendas calcular las ventas por cliente (SPS, siglas de Sales per Shopper), el valor promedio de las transacciones (ATV, siglas de Average Transaction Value) y las tasas de conversión en ventas (transacciones ÷ tráfico de clientes). Hacer un seguimiento de las mejoras a lo largo del tiempo proporcionará información valiosa para planificar con anticipación y dejar de hacer conjeturas sobre el uso que harán los clientes de las tiendas en el futuro.